Gráfico de energía embebida por materiales aislantes

“Bioconstrucción y edificios pasivos” – Revista Cerna

La revista CERNA sobre ecología y medio ambiente, elaborada por ADEGA Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia, incluye en su número 85 un artículo sobre bioconstrucción y eficiencia energética en el contexto de la transición energética.

Fue coescrito por Angela Martínez Lago y Divina Pérez Viña, ambas arquitectas y colaboradoras de ESPIGA Asociación Galega para a Bioconstrución.

Incluimos aquí algunos extractos:

Los impactos ambientales de la construcción y el uso de los edificios son muy altos. Frente a la edificación convencional, la bioconstrucción es una forma de construir respetuosa con el medio ambiente y la salud de las personas, y busca la eficiencia en un sentido amplio. 

Recientemente se aprobó un cambio normativo por el que se tiende a los edificios de consumo casi nulo (ECCN) de energía. En paralelo, las administraciones están promoviendo la rehabilitación energética de edificios para hacer frente a la crisis climática. Estas actuaciones deben tener una visión global y atender a todos los impactos ambientales para que se traduzcan en una mejora real.

Eficiencia energética en edificios

La eficiencia energética en edificación se basa en tres principios, que son -en orden de mayor a menor importancia-:
– Estrategias pasivas → reducción de la demanda de energía
– Estrategias activas → instalaciones de alta eficiencia
– Uso de energías renovables

Las estrategias pasivas son las que permiten, sin necesitad de equipos mecánicos, reducir la demanda de energía para el funcionamiento del edificio. Las estrategias activas complementan las anteriores con equipos de alta eficiencia, maximizando de este modo el aprovechamiento de la poca energía que se necesise. Y, por último, se busca que la mayor parte de esta provenga de fuentes renovables, de producción en el propio entorno, pudiendo estar integradas en el edificio.

Siempre se debe actuar en este orden de jerarquía, con una estrategia global y buscando actuaciones equilibradas, es decir, optando por las que proporcionen un mayor beneficio, al tiempo que aseguren una calidad, confort y ahorro similares en el conjunto del edificio.

Necesidad de rehabilitación

La crisis energética viene dada por el paulatino agotamiento de las fuentes de energía no renovables y los conflictos derivados de la dependencia energética respeto de otros países.

Los nuevos edificios se construyen siguiendo unos criterios cada vez más estrictos de eficiencia, tendiendo al consumo casi nulo. Con todo, la mayor parte del parque edificado en nuestro país carece de unas buenas condiciones de ahorro y eficiencia energética. Esto, en un contexto de cambio climático y aumentos del precio de la electricidad, contribuye a situaciones de pobreza energética, en las que un porcentaje importante de la población no tiene recursos suficientes para mantener unas condiciones adecuadas de confort y habitabilidad.

Siempre es más sostenible rehabilitar que construir de cero, y se pueden combinar diferentes estrategias para alcanzar buenos resultados.

Se puede acceder al artículo completo desde este enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba